“Trying hard now/ it’s so hard now/ trying hard now. //
Getting strong now/ won’t be long now/ getting strong now. //
Gonna fly now/ flying high now/ gonna fly, fly, fly…”
Rocky OST

La breve presentación que preparé para hoy 17/11/2011 a propósito de La más fiera de las bestias, novela de Lucas García, empezaba con el “Are you talking to me?” de Taxi Driver como divertimento, como punto de partida. Lo escogí porque sabía que hoy íbamos a hablar de violencia y esa escena de Taxi Driver, con Robert De Niro delante del espejo hablándole a su Mr. Hyde posible, me parece una de las más hermosas alegorías que el cine ha hecho de la violencia como pulsión, como posibilidad y como fantasía. Eso y Toro Salvaje. Pero hasta en Toro Salvaje la violencia tiene sus reglas.

“Soy invencible: esposé a un trueno, metí a la cárcel un rayo, asesiné a una roca, mandé al hospital un ladrillo”. La frase es de Muhammad Alí. “Odiaba a Alí, por fanfarrón. Me costó tiempo entender que él hacía eso era porque tenía miedo. Se hablaba a sí mismo para darse ánimo”. La frase es de Floyd Patterson. “Cuando te noquean con un buen golpe no sientes dolor. Flotas. Es como si estuvieras borracho. Sientes que quieres a todo el mundo”. Otra frase de Floyd Patterson.

A mí me gusta el boxeo. El buen boxeo. El boxeo espectacular a doce asaltos. El boxeo que lo deja a uno hablando de boxeo hasta horas después de la pelea. El boxeo y su absurda belleza. El boxeo como placebo, como sustituto de la guerra, como sublimación de la falta futbolística. El boxeo Soriano. El boxeo Cortázar. El boxeo Hemingway. Sí: a mí me gustan la literatura y el boxeo.

En el boxeo que me gusta, un Campeón Mundial debe ser un animal noble, porque creo que un Campeón Mundial debe ser el más eficaz proveedor de violencia. Técnica e instinto a la vez. El automatismo convertido en supervivencia y arte del reflejo. Por eso lo que sucedió el pasado fin de semana me incomoda: un trono está ocupado por un impostor.

“Cuando suena la campana para comenzar el round, te quedas solo… y ni el banquito te dejan”. La frase es de Óscar Bonavena. “Boxeo para ganarme la vida pero jamás hablo mal de mis rivales: se ve muy maluco que un pobre escupa a otro pobre”. La frase es de Enrique Higgins. “Es duro ser negro. ¿Has sido negro alguna vez? Yo fui negro… cuando era pobre”. La frase es de Larry Holmes.

No puedo permitirme el clinch de hablar de violencia y de literatura con ustedes, mientras el alma de Ernest Hemingway pena porque Pacquiao ostenta un cinturón que, más que un campeonato, representa a una franquicia. Y la violencia no es franquiciable. No en el boxeo. No en la literatura.

En honor al boxeo, a Hemingway y a Lucas García, hoy hablaré de violencia, pero con Juan Manuel Márquez como único monarca. Su uppercut de izquierda y la recta de derecha son las joyas de la corona.

Pero a lo que vamos: “La gente no soporta a los charlatanes, pero siempre los escucha”, decía Muhammad Alí. Nos vemos hoy a las siete en Alejandría I.

NOTA: las frases de boxeadores fueron extraídas de http://prodavinci.com/2010/11/24/artes/de-puno-y-letra/

Anuncios

Un comentario en “Clinch [manifiesto brevísimo]

  1. Me encantó tu nota y es más que respetable tu razonamiento, pero Pacquiao es de los pocos que hace ESPECTACULAR el boxeo. Tal vez no fue así anoche, pero sí la mayoría de sus peleas. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s